718800
Cacerola Antiadherente Thera
92,86 €
Comprar
  • Nuevo
Disponible
718800

Cacerola Antiadherente Thera

image-type
  • Serie: Thera
  • Material Cuerpo: Aluminio fundido
  • Material Asas: Aluminio fundido con protectores de silicona incluidos
  • Medidas: 28 cm diámetro / 6,61 L
  • Presentación: Caja
92,86 €

Cuerpo de aluminio fundido. El recubrimiento Eclipse ® es un sistema antiadherente reforzado internamente diseñado para durar más que otros recubrimientos de este tipo. Tiene una resistencia notable al abuso y al desgaste, típico en la cocina promedio actual. Asas de aluminio fundido con protectores de silicona incluidos.

 Es apta para todo tipo de cocinas (inducción, cocinas de gas, eléctricas y cerámicas).

Sistema de ahorro energético.Y fácil limpieza interior y exterior. Apta para el lavavajillas.

Su diseño y textura la convierten en una de nuestras series con más carácter y personalidad. Su poder antiadherente está diseñado para ser las mejores aliadas a la hora de preparar platos de forma rápida, segura y cómoda.

La superficie antiadherente libre de PFOA está indicada para el contacto alimentario, es fácil de limpiar y tiene una excelente resistencia a los arañazos, el calor se distribuye de forma uniforme sea cual sea la fuente de calor.

File Downloads
jpg
(Tamaño: 1.2 MB)
psd
(Tamaño: 2.2 MB)
Inicia sesión para descargar los ficheros

La empresa te ofrece un plazo de 14 días naturales desde la fecha de recepción de tu pedido para devolver tu compra sin necesidad de alegar motivo alguno.

Puedes encontrar más información aquí

Ahorro energético

Todas las características

Descubre las características del producto
  • ANTES DEL PRIMER USO

    Poner la cacerola a fuego bajo durante 30 segundos y con la ayuda de una servilleta absorbente, untar aceite sobre la superficie antiadherente.


    Retirar el aceite sobrante si se echa mucho.


    Esperar a que el aceite que se ha extendido se consuma por completo.


    Cuando el aceite se haya consumido, retirar la cacerola del fuego y esperar a que se enfríe.


    Una vez esté fría, lavarla con agua y una esponja suave para retirar los residuos resultantes del proceso anterior sin dañar el antiadherente.

  • LIMPIEZA Y ALMACENAMIENTO

    Enfríe la cacerola a la temperatura ambiente por si sola (no echar agua fría ya que dañara el antiadherente).

    Para eliminar grasa incrustada deje la cacerola a remojo en agua caliente jabonosa un par de horas. El bicarbonato de sodio se puede utilizar para eliminar la grasa.

    No raspe el antiadherente con utensilios metálicos. Únicamente use estropajos suaves indicados para superficies antiadherentes.

    La cacerola puede lavarla en el lavavajillas, pero es recomendable lavarla a mano para aumentar su vida útil. Si usa con mucha frecuencia el lavavajillas, la superficie podría quedar mate.

    Guardar en un estante o cajón con espacio para respirar y evite apilarlas. Si debe apilarlas proteja el antiadherente con cartón o tela para que no se dañe.

  • USO

    El diámetro del quemador debe ser acorde con el tamaño de la cacerola.


    Si utiliza cocina de gas, asegúrese que la llama solo entra en contacto con el fondo y nunca con los laterales o asas.
    Usar calor medio o bajo y permitir que la cacerola se caliente lenta y gradualmente.


    Los altos niveles de calor, así como los cambios bruscos de temperatura, dañan el antiadherente.


    Nunca dejar que el aceite o grase se queme.


    No utilizar las cacerolas como recipiente para almacenar comida.


    Usar utensilios de silicona, madera o plástico resistente al calor. No usar utensilios de metal, como cucharas, batidores, etc... porque dañaran el antiadherente.


    No golpear los utensilios en el borde de la cacerola.


    No se debe usar cuchillos o tijeras para cortar el alimento mientras se cocina. Las ralladuras del antiadherente por el uso de utensilios metálicos o de corte no están cubiertas por la garantía.


    Evite los sobrecalentamientos, de igual modo no cubiertos por la garantía. El daño que causa el sobrecalentamiento se identifica muy fácil porque el antiadherente pierde el color y suele desprenderse.